Cuando Vemos

¿Qué vemos cuando vemos?, esa pregunta se hace Denise Najmanovich, en su platica sobre la percepción y el contexto, donde una vez más nos hace cuestionarnos el sentido “común” y la percepción de lo “normal”.

Percibimos con nuestro contexto pues somos influenciados por nuestra historia de vida, por la información que hemos recabado al respecto de ciertos temas. Somos un conjunto de experiencias, estamos “construidos” por los demás.

Percibir con el contexto es percibir con nuestra historia, pues los procesos que hemos normalizado y adoptado como “lo que pasa cuando pasa”, nos harán opinar de distintas maneras al momento de familiarizarnos con nuevas temáticas o interacciones.

El contexto también es histórico, Fernández Cristlieb pone el ejemplo del color “rojo”, una palabra que hoy en día solo funciona para un tinte, antes era utilizada para describir jerarquías, puestos y hasta distintas gamas del color.

Históricamente también somos más tolerantes, cuando hace 600 años se quemaban a las personas homosexuales, probablemente no pensaban que en un futuro habría gente que les aceptaría tal y como son, claro, poco a poco.

Así, nos adentramos a nuevos puntos de vista, toleramos nuevas ideas y adoptamos algunas como propias, comenzamos a ver el mundo desde “ojos” cada vez más subjetivos, la verdad absoluta queda a un lado y se comienza a disfrutar la diversidad, las palabras disminuyen sus significados o los aumentan, nuestro contexto cambia conforme nosotros maduramos y viceversa.

Por lo tanto lo anterior implica dejar a un lado la objetividad, pues la percepción no puede ser desde un solo punto de vista, considerado como el “real”, esto significaría solo creer en lo que se puede ver, donde el dicho “ver para creer” tomaría toda la fuerza de nuestros argumentos, y así, el mondo en que se ve la vida quedaría como un foco estrecho, y la objetividad misma eliminaría la posibilidad de ver el mundo en su mayor realidad.

Y sin embargo, esto no implica dejar a un lado lo “científico”, si no que explotarlo más, comprobar aquellos fenómenos que no vemos pero que afectan la vida cotidiana, así el mundo se vuelve interactivo, se cree en lo que se vive pero sin dejar las experiencias ajenas de lado.

Y así, lo que se da por sentado hoy en día para hacer nuestras labores del diario, como las servilletas, platos o muebles, hace 800 años parecían ser novedades y cosas que solo unos pocos podían tener el lujo de disfrutar. Y sin irnos tan lejos como el siglo XIII, mi madre utilizaba tres enciclopedias diferentes y usualmente pasaba días completos en las salas de estudio de su universidad, e incluso tenia que usar maquina de escribir para trabajos más formales, todo para hacer su tarea.

Yo tengo mi computadora con una infinidad de PDF y el día que no tengo ganas de pasar el día en la universidad me puede ir a casa y con Internet busco más PDF para continuar con mis tareas.

Tanto mi madre como yo dábamos por seguro nuestros recursos al momento de hacer tarea, y yo no me imagino haciendo tarea de otra forma, así como mi madre dice que tampoco pensaba que habría una manera de hacer su tarea sin enciclopedias extensas. Todo esto fue definido por nuestro contexto.

Supongo que después de ver como mi mamá y yo nos diferenciamos en cuanto a la manera de hacer tarea, puedo ver que nuestro contexto definió nuestra perspectiva y lo que damos por sentado.

2 comentarios sobre “Cuando Vemos

  1. Hola Mauricio, me gusto mucho cuando relatas lo siguiente “pues la percepción no puede ser desde un solo punto de vista, considerado como el “real”, esto significaría solo creer en lo que se puede ver, donde el dicho “ver para creer” tomaría toda la fuerza de nuestros argumentos, y así, el mondo en que se ve la vida quedaría como un foco estrecho, y la objetividad misma eliminaría la posibilidad de ver el mundo en su mayor realidad”. Concuerdo en que la percepción es vista de distintos puntos de vista, así como que puede ser vista desde cada persona, cada cabeza es un mundo y cada persona puede visualizar las cosas de distinta manera, aunque si bien, algunas cosas si son objetivas, muchas otras si son subjetivas lo que para ti es el amor para otra persona puede resultar distinto y viceversa, te invito leas mi entrada y me digas que piensas.

    Saludos,

    Me gusta

  2. Hola Mauricio!! Me pareció muy interesante la manera en la que explicaste el tema, creo que el dar ejemplos personales en una buena forma de demostrar que entendimos el tema y además explicárselos a los demás! 🤟🏼

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s