Los invisibles más visibles

Personas que la sociedad tacha como “raras”, “deformes” o incluso “errores”. Invisibles a conveniencia de la sociedad, cuando significa hablar de ellos, pero un tema del que se podría discutir por horas si se aborda su sexualidad o su derecho a decidir “que” quieren ser.

Sarah Graham es una terapista, experta en adicciones, comediante de stand-up y persona intersexual, quien en su blog nos habla de lo que significa esconder su identidad, su físico, y las repercusiones psicológicas y sociales que tuvo en ella. Y a pesar de los problemas que esto significó ella tuvo suerte de poder tener amigos y familia que le apoyan en su forma de vida.

Sarah Graham tuvo suerte, como ella menciona, y su familia tuvo el sentido común de apoyar y poder ver la vida de Sarah como algo “normal” (si es que alguna vez podemos hablar de normalidad en la vida), sin embargo, como Sarah también nos menciona, la mayoría de las personas intersexuales no corren con la misma suerte, y ni siquiera llegan a poder explorar su identidad como intersexuales, si no que se les es removido sin su consentimiento en edades tempranas y después oculto.

Clifford Geertz, en su lectura anteriormente analizada, el sentido común como sistema cultural, nos habla de una cultura, los navajo, quienes ven a las personas intersexuales como personas de admiración y respeto, pues ellos pueden experimentar lo que “ambos” sexos pueden, y para ellos el sentido común es venerarlos.

Por otra parte, en la película argentina “XXY” de la directora Lucía Puenzo, se nos presenta a una chica intersexual, Alex, quien comienza a experimentar su sexualidad con otro chico, Alvaro. Todo comienza pues la madre de Alex invita al padre de Álvaro a pasar un fin de semana a su casa, pues este es un cirujano plástico de renombre, y así convencer a Alex de que se haga una operación “normalizadora”. Por una parte el padre de Alex acepta el hecho de que su hija sea intersexual, su madre lucha un poco con el hecho, Álvaro le acepta desde el inicio en que sabe que es intersexual y el resto de los personajes lo ven como algo que se debe de reparar. Y sin embargo, todos coinciden en que no es “normal”.

Alex debe de luchar contra prejuicios, medicamentos y una escena muy fuerte de abuso, todo por no tener lo que sería considerado normal en nuestra cultura, un solo órgano reproductor.

Para todos los personajes de la película el sentido común les dice que esa condición no es normal o que debería de ser, sin embargo es. Para Alex, no existe la normalidad, la cultura le dice que debe de escoger una u otra, ella nació con esto y no pudo hacer nada para evitarlo ni fomentarlo, ella busca que es normal para ella, que su situación se vuelva “común” para la sociedad

Y así, una vez más, veo que el sentido común es todo menos común, pues Alex busca normalizar su situación para ella poder vivir como le de la gana, libre de prejuicios y de las suposiciones que la sociedad hace, sin una casilla de genero que defina lo que ella pueda hacer o no.

Y si bien esta es la búsqueda de una niña que tendrá que romper los moldes de su sociedad, existen más ejemplos, como una empresa de Michoacan que en los años 70 retiro apoyo económico para limpieza y elaboración de alimentos a trabajadores una vez que sus esposas se mudaron con ellos. Lo cual demuestra como todo el sistema de nuestro país se rige bajo creencias únicamente dictadas por el sentido común, pues se asumía que las esposas tenían la tarea única de cuidar el hogar.

Puede que el ejemplo anterior sea un tanto viejo, sin embargo es algo que se repite hoy en día, como una encuesta argentina nos muestra que los roles en el trabajo en casa aún es principalmente realizado por la mujer, pues únicamente dos por ciento de los hombres que participaron en esta encuesta se hacen cargo totalmente de bañar y/o vestir a sus hijos, entre otros datos que muestran que si bien, algunas responsabilidades ya son compartidas, aún queda mucho camino al deshacer las casillas en las que nuestro genero nos ha metido, labores que se supone que solo las mujeres hacen, sentimientos que solo las mujeres sientes y privilegios que solo los hombres tienen.

 El hombre no ha asumido la responsabilidad de actividades que deberían de ser compartidas por igual, sin embargo, ha podido escoger y hablar por las mujeres en paneles, desde la discusión de la mejoría de condiciones para lactancia, así como que 42 hombres decidieron sobre una ley que afecta únicamente a mujeres. El hombre no ha asumido la responsailidad pero si la palabra para controlar.

Nuestro sistema de creencias se rige por supuestos establecidos por relaciones de poder, del hombre a la mujer, sin tomar en cuenta las voces de estás. Alex buscaba romper las casillas, no quedarse en una o ella decidir en cual se quedaba, que si bien, no le fue impuesto por un hombre, si fue impuesto por un estado que ha tenido el “privilegio” de solo contar con un órgano reproductor, usualmente el masculino.

El sentido común no es común porque es limitado a una casa, un pueblo o un país, no es normal porque lo normal debe de ser general, pero no es general porque solo toma en cuenta dos géneros, dos roles y muy pocas formas de vida. Lo normal dependerá de las condiciones de vida a las que una persona decida adecuarse.

Y los invisibles dejan de ser invisibles cuando se les deja de ver como fenómenos naturales meramente.

6 comentarios sobre “Los invisibles más visibles

  1. Me agradó el hecho de que al hablar de Sara Graham, dijeras que intentó buscar la “normalidad” dentro de su intersexualidad, sin embargo pusiste entre paréntesis (si es que alguna vez podemos hablar de normalidad en la vida). A lo cual estoy completamente de acuerdo, ya que considero que la palabra “normal” es demasiado compleja y amplia, que no puede ser definida si no se especifica el contexto.
    Y claro que nos da miedo hablar y conocer lo que no es normal, porque pues supongo que no sabríamos que hacer con ello

    Me gusta

  2. Me parece correcto cuando te refieres a que el hombre no ha tomado el rollo sobre que papel le corresponde a cada sexo, o cuales deberían ser compartidas, más sin considero importante resaltar que por “sentido común” y desde hace ya mucho tiempo se le han asentado las tareas a cada sexo de acuerdo a “lo que debería ser” y no a lo que podrían “hacer”, me parecen oportuna tu reflexión, y solo quería complementar. Saludos,

    Me gusta

  3. Creo que es importante recalcar que el sentido común sí es común, solo que le hemos dado alas al término y extendiéndolo hasta confundirlo con “normal”. No me parece que sea correcta la manera en la que usas “sentido común” para describir la situación de Alex, más bien creo que lo que acongojaba a Alex era que no cabía en la normalidad de su sociedad. Los padres de Alex no buscaban darle un sentido común a la vida de su hija, sino normalizarla.
    Por otra parte estoy totalmente de acuerdo en tus reflexiones acerca de la “normalidad” de trabajos entre hombres y mujeres. Me parece importante que los hombres que queremos fundar una familia tradicional tenemos que estar convencidos que las tareas que ésta acividad derivan tienen que ser repartidas de manera homogénea. He visto que éste tipo de familia ha sido muy rechazada por la específica “repartición de roles” por lo que creo importante que romper ésta idea es crítico.
    Por último me gustaría sugerirte que revises tu ortografía, es importante que la información que divulguemos sea correcta ortográficamente ya que demuestra una atención y compromiso de nuestras cabezas con el teclado. De otra manera es difícil tomarselo en serio.

    Me gusta

  4. Hola, Mauricio.
    Me ha parecido interesante que añadieras ciertos ejemplos de empresas y estadísticas sobre los roles de género. Sin embargo he sentido que ha quedado un poco al aire, por lo que me hubiese gustado saber un poco más sobre el caso de la empresa en Michoacan aunque fuese un poco antiguo para dar un mejor contexto sobre lo que intentas decir con el sentido común.
    De igual manera me he sentido un tanto perdida en donde dices “veo que el sentido común es todo menos común, pues Alex busca que es común para ella” siento que el uso de la palabra común lo ha hecho un poco repetitivo y confuso. Creo que hubiese estado genial que agregaras un poco más sobre tu perspectiva ¿qué es el sentido común para ti? y ¿por qué dices que es el menos común?
    Saludos.

    Me gusta

  5. Podríamos decir que el cuerpo de Álex desafía con toda su materialidad al sentido común que dice que sólo existen dos sexos; sentido común que pone al resto de protagonistas en la necesidad de posicionarse respecto a Álex, como si fuera urgente y necesario hacer algo con ella… Pero tratemos de entender a los otros protagonistas: ¿por qué piensan que tienen qué hacer algo? (Aunque ninguno tiene muy claro qué). No queda muy claro que relación encuentras entre un sentido común que sólo acepta dos sexos y un orden de género jerárquico. ¿Podrías intentar desarrollar más ese punto? Si editas tu entrada me avisas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s